CALICO SKIES RADIO - 24 HORAS DE PAUL McCARTNEY

CALICO SKIES RADIO - 24 HORAS DE PAUL McCARTNEY
Escuchá todo el día la música de PAUL McCARTNEY en CALICO SKIES RADIO !!!!

jueves, 1 de septiembre de 2016

'PRESS TO PLAY', A 30 AÑOS DE SU LANZAMIENTO

Buenos Aires, 1 de septiembre (Calico Skies Blog).-

'PRESS TO PLAY': EL INCOMPRENDIDO



Por Julio Martínez
La década de los ochenta no fue sencilla para aquellos músicos que gozaron de las mieles del éxito y el reconocimiento en años pasados. Por supuesto, Paul McCartney no escapó a esa ola que se llevó puesta a varios gigantes que no supieron o no pudieron aggiornarse. Si bien el inicio de los ochenta fue auspicioso para Paul con un disco como 'Tug Of War' o con canciones como 'Ebony & Ivory' y 'Say Say Say' en duetos con Stevie Wonder y Michael Jackson, respectivamente, el primer gran paso en falso se produjo con la película 'Give My Regards To Broad Street' donde McCartney se ocupó de todo y perdió de vista lo que realmente estaba generando. Ese álbum tuvo además una decisión de riesgo y polémica como las reversiones de canciones de Los Beatles tales como 'Here There And Everywhere', 'For No One' o 'The Long And Winding Road' y éxitos recientes como 'So Bad' y 'Silly Love Songs'. Luego de ese revés comercial y artístico, McCartney dejó pasar un poco el tiempo, observó su alrededor, se juntó con nuevos músicos, escuchó las nuevas bandas y salió a escena con nuevas canciones, cuestión que no ocurría desde 'Pipes Of Pipes' en 1983, para relanzar su carrera en solitario, "presionado para tocar", a través de 'Press To Play'.
Paul McCartney se contactó una vez más a George Martin, con quien se reencontró para 'Tug Of War' y 'Pipes Of Peace', pero el mítico productor de Los Beatles estaba sobrepasado de trabajo y declinó con diplomacia el llamado. Quizás, Martin eludió el detallismo y la obsesión de McCartney que revivió en la trilogía de discos con 'Tug Of War', 'Pipes Of Peace' y 'Give My Regards To Broad Street'.
Las canciones de The Police, Genesis y Phil Collins como solista, artistas muy representativos de esa época, llegaron a oídos de McCartney quien optó por reinventarse bajo ese estilo. El cerebro de esa fórmula era el productor Hugh Padgham quien aceptó el desafío de McCartney para insertarlo en el gusto de una nueva generación.
Desde la ruptura beatle, McCartney necesitó de un socio musical, pero claro, siempre chocó con la inevitable comparación o referencia de John Lennon. A excepción de su primer disco, 'McCartney', de 1970, Paul ubicó en ese lugar a Linda McCartney y luego a Denny Laine, en Wings. El bueno de Denny fue de gran ayuda para Macca, pero sin Wings, en la búsqueda de una nueva dirección artística y más allá de sus colaboraciones para 'Tug Of War' y 'Pipes Of Peace', ya no fue tenido en cuenta. Quien lo reemplazo fue el ex 10CC, Eric Stewart, un fanático de Los Beatles cuyo talento llamó la atención de Paul. Con él, co-escribió seis de las diez canciones de 'Press To Play', cuestión que ni Denny Laine logró en un álbum de Wings.
McCartney también armó un nuevo grupo de músicos para 'Press To Play' y se dejó llevar por las decisiones de Padgham, principalmente con el baterista Jerry Marotta quien prevaleció sobre Phil Collins. No porque Collins corriese en desventaja con Marotta en una medición de talento, sino porque el cantante de Genesis era toda una estrella y Paul temió que la crítica o el público creyese que se apoyaba en un artista exitoso de entonces para relanzar su carrera solista luego del fracaso de 'Give My Regards To Broad Street' que estaba fresco aun. Marotta trabajó con Tears For Fears y Peter Gabriel y fue aceptado por Paul. Otra sugerencia del productor de 'Press To Play' fue el guitarrista de David BowieCarlos Alomar, el arquitecto del sonido de la banda argentina Soda Stereo para el álbum 'Doble Vida', quien realizó un solo de guitarra brillante para el single 'Press' y 'Good Times Coming'. La condición de Alomar fue la de elegir las canciones para tocar. El líder y guitarrista de The Who, Pete Townsend, también fue convocado y su impronta se percibe en el tema 'Angry', con Phil Collins en batería.


LAS CANCIONES
Las grabaciones para 'Press To Play' se realizaron en los flamantes estudios Hog Hill Mill en Sussex. Comenzaron en marzo de 1985 y finalizaron en abril de 1986. El horario elegido para trabajar fue desde las 11 de la mañana hasta las 20, aproximadamente, entre lunes y viernes.
Los efectos de sonido ochentosos de Padgham influenciaron a un McCartney entregado al golpe fuerte de la batería, a más percusión, sintetizadores y el avance tecnológico de las grabaciones.
La primera canción del sexto disco acreditado solo a Paul McCartney fue 'Stranglehold' que resultó ser la apertura por su expresión contundente. El tema marcó el rumbo distinto de Paul, teniendo en cuenta los discos antecesores, más cercano al rock y un poco más alejado del pop, pero a tal punto que no parece de su esencia. Además, fue la carta de presentación del tándem McCartney/Stewart con la primera canción que escribieron juntos. 
El siguiente track fue la unión de 'Good Times Coming' / 'Feel The Sun' una evocación al pasado en la playa con sus familiares cuando era niño. La segunda era más extensa, pero fue regrabada y reducida en tiempo para que funcione como complemento perfecto para el sentido de la primera cuya versión inicial, inédita aun, sobrepasa los siete minutos.
Para 'Talk More Talk' McCartney se prestó a la "onda ochentosa" en un tema que incluyó al pequeño James McCartney en las voces distorsionadas del inicio junto con Linda, Eddie Klein, Matt Howe, Steve Jackson y su asistente de entonces John Hammel. "Es un tema loco", dijo Paul en una entrevista a una radio británica para promocionar 'Press To Play'.
En 'Footprints', McCartney asomó su lado nostálgico que comenzó con la frase de Stewart: "It's beautiful outside...". En un primer momento, el fundamento de la letra se basaba en un ave y sus huellas, pero pronto mutó hacia la orientación de las personas solitarias, tal como lo hizo con Los Beatles con 'Eleanor Rigby' y con 'Another Day' en sus primeros días como solista. El solo de guitarra española corrió por cuenta de Paul como punto alto de la canción.
El siguiente paso encontró al baladista clásico mediante 'Only Love Remains', el último en el orden de grabaciones, con un mensaje claro y directo basado en otra bella melodía sobre el piano para despojarse un poco de tanto efecto ochentoso. Los arreglos de orquesta estuvieron bajo las órdenes de otro viejo conocido de Paul, Tony Visconti.
Con 'Press', el primer single del álbum, McCartney retornó a los nuevos sonidos con su habilidad para hablar de amor y sexo (con expresiones como "justo ahí") que en una simple escucha se presenta como un pop sencillo, pero con una base y un solo de rock potentes. Sin dudas es el track más comercial del álbum y que pasó por diferentes versiones a través de los mixes característicos de la época. Es más, la primera, con el criterio de Padgham, apareció en las primeras copias del álbum, pero luego fue reemplazada por la mezcla realizada por Bert Bevans y Steve Foward. Otro dato saliente de 'Press', cuyo video clip está entre los favoritos de los fans, está en la línea de bajo que fue interpretada por ¡una máquina!
La inclusión de 'Pretty Little Head', con rasgos 'Pink Floydianos', cumple con aquella intención de Paul para no ser tan comercial, tal como lo señaló ese año en el documental 'The Paul McCartney Special'. Es el tema más oscuro y experimental que nació de una jam con McCartney en batería, Stewart en teclados y Marotta en vibráfono, un instrumento de percusión, con la frase hipnótica "Ursa Major/Ursa minor". 'Pretty Little Head', que Paul menciona generalmente cuando canta 'Lady Madonna' en los recitales, también fue presa de las reversiones mediante el single de 7" o la extendida de 12". El video, incluido en 'McCartney Years', comienza con el final de 'She's Leaving Home' que calza con el argumento de la protagonista quien deja su casa mientras el rostro gigante de McCartney aparece entre paisajes campestres y de ciudad.
El Paul rockero, un poco más real despojado de tantos efectos de sonido, vuelve con 'Move Over Busker', una pieza de relleno. Como varios de los temas de 'Press To Play', fue regrabado ante la insatisfacción de McCartney.

La veta rockera se mantiene en 'Press To Play' con 'Angry' que rescató aquellas grabaciones de "un tirón" junto con Phil Collins en bateria y Pete Townsend en guitarra. Es una canción que McCartney creó a principios de los '80 y que registró primero con Stewart y Marotta, pero no quedó conforme con el resultado y solicitó de "una pequeña ayuda de sus amigos" para reconvertirla. La frase inicial ("What the hell gives you the right to tell me what to do in my life?") fue algo que Paul dijo en una ocasión, basado en aquellas personas que criticaron su música e incluso su estilo de vida, y Stewart la creyó conveniente para la canción. En una nota al magazine Club Sandwich, en 1986, Paul le dio un sentido más a la letra: "¿Qué me enoja? Cosas como las que hace (Margaret) Thatcher contra la raza negra en el sur de África y (Ronald) Reagan llamándolo América del Sur".
El cierre de 'Press To Play' tiene a 'However Absurd' como el "gran final" para cada disco con la dirección de Anne Dudley en el set de cuerdas. Con una letra surrealista, inspirada en el poeta W. H. Auden, captura la atmósfera psicódelica de 'Sgt Pepper' y 'Magical Mystery Tour' con la voz "androide" de McCartney. El final es una canción que también se alejó del estándar McCartniano. "Es como un tema avant-garde, con reminiscencias de 'Sgt Pepper'. Para mí, es una canción muy Lennon, Quizás fue un pequeño tributo para él; extraña, pero interesante", dijo Marotta en el libro 'Recording Sessions (1969-2013)'.
'Press To Play' fue completado luego, en formato CD, con canciones como 'Write Away', una pieza con aire jazzero y para bailar con chapitas en los zapatos; 'It's Not True', en defensa de Linda ante los ataques de la prensa por sus habilidades musicales; y 'Tough On A Tightrope', que se inicia con el acorde Re 6 (utilizado en 'The Fool On The Hill').
La remasterización de 1993 incluyó el single 'Spies Like Us' (1985) y 'Once Upon A Long Ago' (1987).
De la firma 'McCartney/Stewart' nacieron 'Stranglehold', 'Footprints', 'Pretty Little Heads', 'Move Over Busker', 'Angry', 'However Absurd', 'Write Away' y 'Tough On A Tightrope' más las no incluidas 'Hanglide' e 'Yvonne's The One'.


EL LARGO Y SINUOSO CAMINO
La realización del disco no fue sencilla para Paul McCartney. En su afán por recomponer su estrella solista buscó a Padgham, el productor del momento, para llevar a cabo un proyecto rockero y más ambicioso que 'Pipes Of Peace' y 'Give My Regards To Broad Street'. Paul se contactó con Padgham, quien tenía 28 años por entonces, y de inmediato le dio un cassette con los demos con guitarras acústicas que grabó con Stewart, su nuevo socio. "Debo ser honesto y decir que no quedé impresionado cuando escuché esos temas", dijo el productor de The Police y Genesis en una entrevista con Gary James. Es más, en ese mismo reportaje, años después, Padgham señaló que por entonces McCartney no estaba "en la era de componer buenas canciones".
El trabajo de un año, de lunes a viernes, hizo mella en la relación con Padgham quien hasta desconfió de la destreza de Paul como bajista, y más aun cuando le dijo: "no creo que sea lo suficientemente buena, Paul", sobre una de sus canciones. La respuesta dura y la exigencia que Nigel Godrich empleó como productor en 'Chaos And Creation In The Backyard' de 2005, Padgham lo encarnó en 1985, solo que el resultado no fue el mismo.
La tensión se alimentó con el descontento de Stewart hacia Paul porque creyó que el lugar de productor del disco recalaría en él y que Padgham no tendría tanta incidencia en el producto.
Las grabaciones comenzaron en abril de 1985 para un lanzamiento previsto en julio de ese año, pero EMI lo pospuso primero hasta febrero y luego hasta junio de 1986. Recién vio la luz hasta agosto/septiembre de 1986. En el medio, Paul realizó muchas sobregrabaciones que marcaron su detallismo, pero también cierta confianza perdida desde los días de Wings o los tempranos ochenta.
McCartney "transpiró" para concebir a 'Press To Play' y hasta por un momento creyó que era su mejor disco desde 'Band On The Run'.


LOS NÚMEROS
'Press To Play' fue editado en Estados Unidos el 25 de agosto, mientras que en el Reino Unido salió a la calle el 1 de septiembre. Sus números en los charts marcaron un gran retroceso en comparación con discos anteriores. De hecho, en Reino Unido llegó al puesto ocho y en Estados Unidos fue número 30 en la Billboard 200.
El single 'Press', publicado en julio de 1986, alcanzó la posición 30 en el ránking estadounidense, con solo 250 mil copias vendidas, mientras que 'Only Love Remains' y 'Pretty Little Head' no hicieron más que profundizar ese mal resultado.


LAS CRÍTICAS
Los periodistas especializados fueron a contra marcha de otros momentos en la carrera de Paul McCartney. Fueron críticos con álbums como 'McCartney' (1970) o 'Ram' (1971), pero con 'Press To Play', uno de los menos exitosos en la carrera de Macca, tuvieron conceptos elogiosos. Para 'Chicago Tribune' fue "uno de sus discos más rockeros en años" y además "mucho más divertido y superior" que discos anteriores. Para 'Los Angeles Times', el álbum mostró "signos de recuperación" para McCartney y lo consideró su mejor trabajo desde 'Band On The Run'.
Para críticos recientes, 'Press To Play' fue una apuesta arriesgada de McCartney en sintonía con 'McCartney II' (1980) y que se cristalizó con la trilogía de The Fireman.
Entre los fanáticos las opiniones están divididas. Hay quienes encuentran a 'Press To Play' como un buen trabajo de Paul, con canciones indispensables; mientras que otros prefieren no escucharlo.


LA PORTADA
'Press To Play' es la única portada que tiene solo a Paul & Linda como figuras. Ni siquiera 'Ram', acreditado a Paul & Linda McCartney, contó con ese privilegio. En contrapartida, el trabajo de Linda en el álbum solo se limitó a los coros. La fotografía al matrimonio McCartney fue ejecutada por George Hurrell, un veterano reportero hollywoodense reconocido por fotos a estrellas como Clark Gable y Greta Garbo, con la misma cámara que utilizaba en los años 1930 y 1940.



FICHA
'PRESS TO PLAY'
Intérprete: Paul McCartney
Lanzamiento: 25 de agosto de 1986 (EEUU) / 1 de septiembre de 1986 (Reino Unido)
Músicos: Paul McCartney, Jerry Marrotta, Eric Stewart, Carlos Alomar, Eddie Rayner, Phil Collins, Pete Townsend, Nick Glennie-Smith, Dick Morrisey, Ray Cooper, Simon Chamberlain, Graham Ward, Lennie Pickett, Gary Barnacle, Gavin Wright, John Bradbury, Linda McCartney, Kate Robbins y Ruby James.
Grabación: Desde marzo de 1985 a abril de 1986 en los Hog Hill Mill (Sussex)
Productores: Hugh Padgham y Paul McCartney
Foto de tapa: George Hurrell


1 comentario:

  1. a mi es el que menos me gusta, junto con Wild Life

    ResponderEliminar